domingo, 11 de marzo de 2012

Se despelleja mi nariz, por que hacía calor,luego frío para volverse todo en blanco.
 Cambiante hasta la naturaleza es cambiante, ¿como pedirnos no cambiar? ¿como atrevernos a eso?
Cambiantes por naturaleza cambiantes, el cielo lo hace, y es lo más inmenso, ¿por que no habría de hacerlo yo? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada