domingo, 11 de marzo de 2012


Abrió mis ojos con sus dedos, y los picó queriendose llevar mi retina.
Aturdió mi cerebro, queriendose llevar mis ideas.
Me sentó en un sillón, me cubrió con una manta para que no me moviera,
 me dió un control para que lo amara, y otro para que la prendiera.
Me hizo ser inseparable de ellos, me hizo amarla y creer que ella también a mi, al brindarme su buena programacion a un bajo costo.
Me hizo verla como lo mejor del universo en poco tiempo.
 Después de todo la tele no es nada pendeja, lo reafirmo,de hecho, es muy inteligente, logró su cometido, hizo lo que quiso, me hizo como quiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada