jueves, 31 de marzo de 2011

No es que la magia de un escrito radique en dar una información valiosísima para el mundo.La magia de cualquier texto,por insignificante que nos parezca,radica esencialmente en eso; escribir, ser libre y poder expresarlo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada