miércoles, 17 de septiembre de 2014

"Piensa en los buenos recuerdos" eso dice la gente cuando habla en medio de un funeral. Yo aunque no he estado en ninguno creo que no podría. Día tras día después de la muerte, pensaría en el grado de descomposición del cuerpo, pensaría en cuantos gusanos lo rodean en si se verán sus huesos, o aún tendrá carne, si ya se habrán comido sus ojos o seguirán intactos, ¿qué será de mi cuando alguien que amo muera? No quiero imaginar sus cuerpos medio descarnados pero tampoco podré pensar en "los bonitos recuerdos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada