martes, 12 de junio de 2012


De una familia de locos, de algo asi  yo vengo 
sin aire y sin calma, pero con más aire que calma.
¿puedes sentir la angustia en ella, esquivando las miradas?
¿puedes sentir el infierno que hay en su cabeza, ardiendo a unos pasos de la tuya?
¿puedes sentirla, sin  tocarla?
¿puedes ver que hay en ella, sin querer pasar por lo mismo?
No puedes hablarle ni puedes mirarla. 


¿Puedes sufrir (sin golpear la puerta) a unos pasos de donde ella sufre? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada