martes, 26 de agosto de 2014

Un día haré un libro con ideas incompletas, esas que escribes rápido para que no se te olviden pero que finalmente nunca puedes desarrollar, como si alguien las hubiera cortado dentro de tu cerebro y estuvieras condenado a buscar un final sin saber que no todas las ideas tienen que tenerlo, ni clímax ni nada. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada